domingo, 27 de noviembre de 2016

LA NOSTRA BENVOLGUDA MURTA I CASELLA


Jardín romántico junto a la Casona de la Murta.
 Morir de éxito es Vox populi. La frase más repetida últimamente cuando en la ciudad de Alzira oímos hablar de uno de nuestros bienes más preciados.

No hacen falta presentaciones pues el auge de este espacio entre los amantes de la naturaleza, deportistas, estudiantes, paseantes y hasta domingueros, ha sido desbordante.

Un lugar en que cualquiera tiene cabida. Hace las delicias de los apasionados del patrimonio histórico y cultural con sus antiguas construcciones, rebosantes de devotas historias de reyes, arzobispos, humildes monjes o adineradas familias valencianas.

Arco del acueducto en el barranc de la Murta.

Para los senderistas, distintos niveles y temáticas. Senderos locales de corto recorrido, panorámicas inigualables, PRs y hasta la famosa "Ruta dels Monestirs" que atraviesa con su GR-236 el enclave del PNM por el "Pas del Pobre".

Pequeño sapo (3cm.) trepando por las musgosas piedras.

Los botánicos disfrutarán de toda una rareza, el bosque mediterráneo, ya casi relicto, acosado o abandonado y en tantas ocasiones devorado. Murallas de mirtos, grandes carrascas rodeadas de madroños y enebros, con su amplia corte de enredaderas y hasta una recóndita laurisilva. Como joya de la corona, una consolidada fresneda (Fraxinus ornus) ha colonizado toda la umbría.

La elevada humedad permite a las bellotas germinar en la propia planta.

Pero además de los atractivos intrínsecos del propio valle, unas correctas instalaciones de uso público favorecen la afluencia masiva de visitantes en fin de semana.

No nos olvidemos. además, de la Casella. Formando parte del mismo territorio protegido que la Murta, éstos son valles diferentes que comparten el elevado valor ecológico. Seguimos sumando patrimonio cultural, rutas de montaña, fuentes de agua clara, un cercado cinegético con ciervos y hasta una cafetería-asador.

Diminutos hongos pueblan el suelo removido por los jabalíes. 

En resumen, tenemos un lugar casi paradisíaco, naturaleza en evolución, un ecosistema equilibrado, arraigo local, todo un tesoro. Pero, como en toda buena novela, existen fuerzas oscuras que pueden dar un vuelco a la historia en cualquier momento. Y es que, el miedo paraliza. El miedo a que la chispa descuidada de una acción consciente o inconsciente haga saltar todo por los aires. El propio miedo a la pérdida de todo este patrimonio lleva al inmovilismo.

Piedras y vegetación se funden creando un paisaje de fantasía.

Y, ¿Cuál es la vacuna contra, no el miedo, sino el desastre?
Desde el punto de vista de Interpreta Natura (Asociación sin ánimo de lucro por la conservación del patrimonio), la gestión y la concienciación.

La gestión, ahora sí, sin miedos ni intereses particulares, asumiendo que el conservacionismo extremo lleva al colapso, y el riesgo cero no existe. Una gestión en busca de del consenso, el equilibrio y la auto-sostenibilidad. No apta para cobardes ni egoístas, solo para todos, únicamente para amantes.

La concienciación, moderna y actual, que incida en los problemas más urgentes, capaz de llegar a los corazoncitos de cada visitante, influir en su mente y reposar en sus almas. La concienciación a través de técnicas interpretativas, capaces de leer la esencia del paraje y transcribirla de forma inteligible a toda la sociedad.

Rana camuflada entre partículas de arena cercanas a las balsas.

La interpretación como punta de lanza mediante la que vincular el elemento a proteger y nuestras conciencias para que la conservación no resulte una engorrosa labor, sino una necesaria voluntad natural.

Culebra inofensiva y beneficiosa para todos nosotros.

Toda la maquinaria se debe de poner en marcha a partir de pequeñas acciones que surgen del mismo seno de la sociedad y que deben clamar por no perder lo que es suyo por derecho. Y en el caso de Alzira no son pocos. Cientos de particulares que no dejan más que las huellas de sus pies. Un ayuntamiento por la labor. Múltiples asociaciones como "Amics de la Murta" desde hace años, "Voluntariat per a repoblar la nostra montanya", surgida a raíz del gran incendio de Carcaixent. El "VACIF", Voluntariat d'Alzira Contra Incendis Forestals. Interpreta Natura, especialista en interpretación, lectores del patrimonio y transmisores de valores.

Cada uno a través de acciones específicas, pero todos en la misma dirección. En la lucha contra el fuego, mediante la presión política, acciones de voluntariado como la vigilancia o limpieza, rutas guiadas medio ambientales y ahora mediante la teatralización como herramienta para el acercamiento y la comprensión.

Abejorro sobre la recién florecida Erica multiflora.

Seguiremos luchando por la naturaleza, las tradiciones, la artesanía, la cultura, el arte y la historia. Trabajaremos para que la gente sienta y comprenda. Conservaremos todo aquello que tengamos de valioso. Nosotros particularmente nos dejaremos la piel en ello.

Cerámica artesanal elaborada por Claur, objeto clave en nuestras experiencias interpretativas del paraje de la Murta.
¿Y tú? ¿Ya has descubierto su secreto?

Jose Alemany
INTERPRETA NATURA
687 922 977
@interpretaeduca

jueves, 24 de noviembre de 2016

PARA EL RECREO Y EL ESPARCIMIENTO, PARQUES Y EQUIPAMIENTOS


Hola a tod@s!!!
Uno de los aspectos a valorar, en una visita a un espacio natural protegido, son los equipamientos, instalaciones, parques y áreas recreativas de que dispone. En esta entrada, daremos un paseo por los lugares para el recreo y el esparcimiento, de los que podemos hacer uso. Tanto para realizar una parada, como hacer un picnic, dar un paseo o jugar con los niños.


Les set fonts - Fotografía: Fuente propia



  • Parc de les Set fonts 

Imagen del parque, las mesas de la derecha son las del servicio de bar-restaurante, y al fondo se ven equipamientos de recreo para niños. - Fotografía: Fuente propia
Emplazado en el municipio de Sant Julià de Vilatorta, se encuentra el Parc de les Set Fonts, recibe el nombre por los siete chorros de agua que se encuentran en la entrada del parque. Diseñado por el arquitecto, Miquel Pallàs en los años 30. Es un parque muy recomendable si se va con niños, con mucho espacio, lejos de lugares con circulación de coches y con equipamientos.

Parc de les set fonts en Otoño - Fotografía: Fuente propia
Se encuentra bien comunicado por carretera y es muy fácil llegar. Dispone de un gran aparcamiento para vehículos, servicio de bar, parque infantil, tirolina, mesas para hacer picnic y un Centro de Información con una exposición permanente sobre los usos del agua. 

Mesas y asientos de acceso libre. - Fotografía: Fuente propia
Os dejo un enlace, por si venís y queréis dar un pequeño paseo. Itinerario circular corto y agradable que conecta algunos puntos de interés hidrológico del entorno de Sant Julià de Vilatorta. Dura 1h 30min  (enlace con la página de la diputación de Barcelona).

Se trata de un parque diseñado por el arquitecto modernista Miquel Pallàs en los años 30 - Fotografía: Fuente propia












  • Área recreativa la Font trobada
La Font trobada. - Fotografía: Fuente propia
Situado en el municipio de Folgueroles, encontramos el área recreativa de la Font trobada. Dispone de espacio de aparcamiento, fuente, mesas y asientos. Desde este punto podemos visitar tres propuestas diferentes, 1ª el poblado íbero del Casol de Puigcastellet (descrito en una entrada anterior del bolg), 2ª un itinerario senderista de 45min que discurre visitando hasta 5 nacimientos de agua diferentes (enlace con la página de la diputación de Barcelona), 3ª Visita cultural a la casa museo de Jacin Verdaguer. (precio 3€)

Área recreativa de la Font trobada. - Fotografía: Fuente propia
Estamos en el municipio del famoso poeta Jacint Verdaguer nacido en Folgueroles en 1845, y que influyó especialmente en la literatura catalana. En el área recreativa se llevó a cabo una reforma del curso del agua de la riera de Folgueroles, para que describiera la firma del poeta.

Casa Museo de Jacint Verdaguer. - Fotografía: Fuente propia
Dentro del núcleo urbano, podemos visitar la casa museo de Jacint Verdaguer.


Monumento a Mossèn Cinto Verdaguer, incluido en el inventario de Patrimonio Arquitectónico de Cataluña. - Fotografía: Fuente propia



  • Área de recreo los Vernets de ca la Marta
Área de recreo los Vernets de ca la Marta. - Fotografía: Fuente propia
Se trata de una pequeña, pero completa área recreativa, que se encuentra en a las afueras del núcleo de la población de Vilanova de Sau. Dispone de mesas y asientos para comer, aparcamiento, aseos, carteles indicadores... y una pequeña colección de hierbas curativas en uno de los márgenes con indicaciones de los nombres de cada una (melisa, tomillo, lavanda...), además se encuentran diferentes especies arbóreas con carteles indicándose su nombre (abeto, nogal, aliso...).


Equipamientos del área recreativa els Vernets de ca la Marta. - Fotografía: Fuente propia
También desde aquí podemos realizar varios recorridos por senderos y ver otros puntos de interés, entre otros os propongo: 1ª una ruta sencilla de 1h 10min de recorrido circular por las masias del lugar y 2ª un recorrido no circular hasta el puente medieval de Malafogassa de origen románico 1h 30min (enlace con la página de la diputación de Barcelona).

Puente medieval de Malafogassa datado de 1498. - Fotografía: Fuente propia











martes, 22 de noviembre de 2016

EL REVENTÓN

¿Por qué se produce "el reventón" en el Nacimiento del Río Mundo? 
Varias veces al año, acompañado por un rugido atronador, revientan los Chorros del Río Mundo. La repentina salida del agua llega a multiplicar el caudal de este nacimiento. Convertido ya en un atractivo turístico, el reventón es también objeto de investigaciones científicas que buscan desentrañar los misterios de la inmensa cueva donde surge y su extraño funcionamiento. 


Circulan muchas teorías acerca del origen del reventón de los Chorros. Si bien está claro que el torrente se dispara tras episodios de lluvias sobre su acuífero de origen (El Calar del río Mundo), surgen algunos interrogantes: ¿Cuánto tiempo tiene que llover para que surja el torrente? ¿Qué cantidad de agua? ¿Afectan de alguna manera los cambios de temperatura? 

En primer lugar, como es obvio, tiene que llover. “En realidad, no es necesario que la pluviometría mensual sea alta, sino que se produzcan lluvias relativamente importantes -superiores a 100 milímetros (mm)- aproximadamente de 10 a 15 días antes”.

La temperatura y la presión del aire también tienen un papel importante. Al igual que la lluvia, experimentan cambios bruscos justo días antes del surgimiento de las aguas. Se ha comprobado que una semana antes del fenómeno aumentan las precipitaciones pero también lo hacen las temperaturas, mientras que “conforme nos vamos aproximando al reventón, baja la temperatura y lógicamente también la presión”.

Se ha observado que más del 90% de los reventones se produce por la noche, cuando bajan la temperatura y la presión.

Así, se cree que esta brusca variación de aumento de la temperatura una semana antes del reventón genera una compresión del agua que, uno o dos días antes, con la disminución de la temperatura, se descomprime, subiendo rápidamente de nivel.

Datos importantes de la cueva de los Chorros:
  • Caudal mínimo de la cueva de los Chorros (fuera de temporada de reventón): 50 litros por segundo.
  • Caudal máximo registrado durante un reventón: 100.000 l/s
  • Cantidad total de agua expulsada: 20 a 25 hectómetros cúbicos
  • Duración del fenómeno: Generalmente sólo un día a máxima fuerza
  • Meses más usuales para un reventón: enero, marzo, noviembre y diciembre
  • Temperatura: Durante los reventones, en invierno, el agua del torrente tiene una temperatura entre dos y tres grados superior a la del caudal normal.
  • Salinidad: La conductividad del agua del nacimiento del río Mundo es mayor durante un reventón (hasta 260 µS/cm) que en condiciones normales (180 µS/cm). En un principio puede resultar extraño, teniendo en cuenta que los recursos que surgen en el torrente provienen de lluvia reciente, carente de sales. Pero es precisamente el hecho de que el agua surja a mayor velocidad durante un reventón lo que aumenta su conductividad, pues socava y arrastra materiales que el curso normal del caudal de la cueva no desplaza.
El Nacimiento del Río Mundo en Antena 3




lunes, 21 de noviembre de 2016

Las "FRAGAS DO EUME", historia viva de

Esta entrada la comenzamos presentando nuestro trabajo, una invitación a conocer este espacio tan singular como relevante, adéntrate junta a nosotros en este vídeo que hemos preparado para ti.


Hablamos de SUPERVIVENCIA (con mayúsculas) cuando nos referimos a un espacio natural que a pesar de haber tenido que soportar toda la presión que ha soportado, soporta y soportará; sigue manteniendo sus valores naturales, su indiosincrasia y su carácter genuino después de todos las presiones que ha sufrido.

Las fragas do Eume sobrevivieron a la expansión industrial vinculada a los astilleros de Ferrol y a todo el expansionismo industrial de la zona en los siglos pasados, ayudados por su inaccesibilidad. Este “atraso”, que pudiera ser una maldición por entonces, las convierten hoy en una zona envidiable por su entorno privilegiado cerca de ciudades y pueblos pero perfectamente conservadas.

Este bosque atlántico, enclavado en un cañón fluvial, posee gran cantidad de ecosistemas: bosque de ribera, robledales y castañares en las laderas, gran riqueza piscícola, de invertebrados, avícola y paisajística. Desde lo alto del Monasterio de Caaveiro se domina la vista de gran parte de este ecosistema que se resiste a no sobrevivir. Este monasterio, reconvertido en museo, supone una muestra de riqueza etnográfica que hace más diversa la visita al parque.
El entorno del bosque fluvial resulta uno de los más interesantes de visitar, por su accesibilidad cercana a la carretera y por su excelente estado de conservación, un rara avis en estos ecosistemas.
También las Fragas han sido supervivientes de una de las señas de identitad forestal que Galicia tiene en lamentable “honor” de poseer: los incendios. Así, en el invierno de 2009, un incendio de 4 días arrasó 750 hectáreas de este parque cuando el dispositivo de extinción estaba bajo mínimos.


Actualmente la lucha por la supervivencia se centra en dos aspectos: la erradicación del eucalipto y la prevención del mal uso o sobreuso del parque.

¿Erradicación del eucalipto?
El eucalipto es una especie invasora que presenta gran competitividad por la luz y los recursos hídricos y edáficos para con las especies contiguas. Su introducción y éxito a nivel productivo se deben a la inigualable aptitud para la producción de madera en cuanto a crecimiento y toneladas; pero puesto que esa no es la finalidad de un Parque Natural, parece lógico que sea el ser humano quien ayude al bosque autóctono a sobrevivir cuando fue él quien introdujo a su competidor.

¿Mal uso del parque?
A pesar de la falta de comodidades para un visitante en cuanto a accesos, estacionamientos y servicio varios se refiere, la carga que soporta eventualmente parece contraproducente si se mira dese el punto de vista de su conservación. Su carácter abierto y de libre circulación puede ser un problema en este sentido, y los escasos medios asignados a su conservación y educación ambiental a través de los agentes forestales del Servizo de Conservación da Natureza de la Xunta de Galicia, insuficientes.
 
El parque cuenta con múltiples indicaciones acerca de sus valores y atractivos más sigulares, en esta fotografía, sobre la pesca y la historia del salmón en el parque.

Pablo Provecho Mosquera
Adrián García Rosato


jueves, 17 de noviembre de 2016

PARA LOS AMANTES DE LAS LEYENDAS, 3 RELATOS DEL LUGAR

-ALGO PARA CONTAR , ALGO PARA RECORRER Y ALGO PARA VER-
Hola a tod@s!!!!

En esta nueva entrada, encontraréis una pequeña selección, de las leyendas y mitos, que rodean este singular y misterioso lugar. A todos estos lugares se puede llegar a través de senderos señalizados y acondicionados.

  • El salt de la minyona. (tramo GR2, practicable en coche)

Mirador del Salt de la Minyona - Fotografía: Fuente propia
La leyenda que da nombre al sitio es muy conocida en la región. Cuentan que la minyona que ese día llegaba tarde para ir a misa, quiso buscar un atajo para llegar a tiempo, y sin pensárselo demasiado dio un gran salto que la llevo hasta el otro lado del cortado sin sufrir ningún daño. Cuando llegó a la iglesia, y contó lo que había conseguido, la gente se rió de ella. El diablo que estaba entre los vecinos, le prometió un regalo, unas zapatillas nuevas, si volvía a hacer el salto. La chica, valiente, aceptó el reto, pero aquella vez cayó al fondo del abismo y murió en el acto. Cuentan que en aquel punto creció un gran acebo, que los carboneros miraban con admiración y respeto.

Salt de la minyona - Fotografía: Fuente propia
Se trata de un cortado de 150 metros, situado a 850 metros de altitud, que nos ofrece una panorámica espléndida de las Guilleries y del valle de Sau. Estamos separados por una sencilla barandilla del abismo.

Salt de la minyona - Fotografía: fuente propia

La piedra, de unas 400 toneladas, se encuentra en Sant Feliuet de Savassona a los pies de la ermita, y sobre un yacimiento de entierros funerarios que se remontan a hace más de 4000 años. Dice la leyenda que era un lugar venerado por las brujas del lugar, donde hacían aquelarres, rituales y sacrificios humanos y animales. Las canales, que todavía hoy podemos ver excavadas en la piedra eran las encargadas de recoger su sangre. Una costumbre similar se les atribuye a las tribus neolíticas que habitaron el lugar. En este caso, también las canaletas servirían para recoger la sangre de los sacrificados.

Pedra del sacrificis - Fotografía: Fuente propia
La pedra de les bruixes y pedra del home, presentan diversos grabados cruces, herraduras, círculos y signos diversos, incluso una figura humana. La mayoría datados de la Edad de Bronce.

Pedra de les bruixes - Fotografía: Fuente propia
En el paraje de Sant Feliuet, con todas esas piedras desperdigadas por el bosque de pino y encinas, las inscripciones grabadas en la roca, el santuario en lo alto del cerro, genera hoy día todo tipo de leyendas y concentraciones de espiritistas. La verdad que se trata de un lugar muy misterioso y sombrío.

Pedra del nen o pedra del home - Fotografía: Fuente propia


  • Monestir Sant Pere de Casserres, el Sant Nin de Casserres (sendero PR-C40.2 o directamente se puede acceder con coche), Precio entrada 3€
Indicación del sendero hacia el monasterio - Fotografía: Fuente propia
Su situación, ciertamente original, en un cortado casi peninsular dibujado por un meandro cerrado del Ter que lo aísla del mundo. En segundo lugar, los difusos referentes históricos, ya que le monasterio se encuentra levantado encima de un antiguo castillo, que fue levantado encima de una necrópolis medieval, que posiblemente fue precedida de asentamientos íberos y neolíticos.


Tumba antropomorfa - Fotografía: Fuente propia
El paraje de Casserres está rodeado de una aureola mística que se inspira en diversos elementos.
Monasterio de Sant Pere de Casserres - Fotografía: Fuente propia
Cuenta la leyenda, que la vizcondesa de Osona, decidió iniciar las obras del monasterio. Justamente en el tiempo en el que se buscaba el lugar para construirlo, nació un niño. Que al tercer día de nacido habló, y dijo que pronto moriría y ordenó que una vez muerto, los restos fueran depositados en una urna cerrada y cargadas encima de una mula. Después de deambular la mula libremente, se paró, y fue allí dónde se edificó el monasterio.


Claustro del monasterio s.XI, el claustro más antiguo con porches y columnas que se conserva en Cataluña - Fotografía: Fuente propia
Detalle de los capiteles del claustro - Fotografía: Fuente propia
Lo cierto es que a la izquierda del altar y debajo de la inscripción “Hic est corrium fundatum fuise traditur”, se encontró en un armario una arca de pequeñas dimensiones policromada el cuerpo momificado de un recién nacido, junto con una mano cortada, supuestamente de la madre. Las reliquias han sido veneradas durante años, y durante los años de sequía se llevaban hasta el río Ter y se mojaba el cofre.

La Iglesia - Fotografía: Fuente propia




sábado, 12 de noviembre de 2016

CALAR DEL MUNDO (Parte II)

La última jornada:


Hoy, la última jornada de la mejor excursión que por ahora he hecho en mi vida, sinceramente he disfrutado muchísimo recorriendo los Tres Calares, francamente ha habido momentos en los que he desconectado más que en las vacaciones de verano. Arriba sólo, más que con mi mochila, mi agua y concentrado en el mapa, contemplando un paisaje no muy común. La verdad, pienso que este es el comienzo de mi pasión por los senderos de gran recorrido.


No me enrollo más, la etapa comienza en el pueblo de Riópar y termina en Tus, pero aunque también se cruza el Calar del Mundo, en este tramo se hace de manera más directa, por lo que es más corta que cualquiera de las anteriores. Nada más empezar a andar da comienzo la subida, muy bonita, ya que mira al norte y tiene muchísima vegetación y al otro lado del valle puedo contemplar la cara sur del Calar de la Osera. Así que entre recuerdos de la excursión del día anterior y las vistas y el paisaje de esta, el ascenso que en un principio parecía complicado, va pasando como si nada. Pero además de mostrarme un bosque húmedo, el Calar me tenía reservada otra sorpresa… Una manada de cabras montesas. De repente detrás de unas carrascas me vuelve a aparecer un macho y después de quedarnos mirando unos segundos, caigo en que llevo una cámara y que le puedo hacer fotos, ya que se encuentra a escasos diez metros, pero al hacer el movimiento salió corriendo, seguido del resto de la manada, que no había visto. En fin, al final sin foto, pero con el recuerdo de haber visto dos machos con unas cuernas impresionantes y a la manada de uno de ellos. 
Seguimos el ascenso y me encuentro con una pareja que también habían aprovechado el puente para hacer la ruta, pero el Calar de la Osera no lo habían terminado. Me cuentan que en el cruce de La Lagunilla cogieron el atajo. En fin, peor para ellos, se perdieron la aldea del Encebrico y el cruce del Arroyo de Endrinales, las dos partes más bonitas de la ruta. Creo que él iba cargado en exceso.
Ya quedaba poco de ascenso, el final es precioso, como el resto de la ruta, quitando este lado que tiene algún árbol, el resto del calar no tiene a penas, sigo andando y aquí sí que empiezo a encontrarme con excursionistas que en un sentido u otro o por los laterales están haciendo parte de la ruta. Merece la pena, aunque solo sea, hacer esta etapa, es preciosa, te muestra a la perfección lo que es un calar y no es dura.


Después de andar un rato por la llanura del calar, se termina el camino y llego a la fuente del Espino, desde donde nace un arroyuelo que se pierde en una de las depresiones del calar, seguro que luego ese agua contribuye a formar el espectacular nacimiento del Mundo. En este punto dejo de ver indicaciones y entre eso, la cantidad de sendas marcadas en el suelo y la gente, pierdo la ruta y me voy por donde no es… Bueno, tranquilo… No hay pérdida, se trata de llegar al valle que hay detrás, que forma el Arroyo de Tus, salgamos a la altura que salgamos, solo intentaremos buscar el descenso más tranquilo para mis delicadas uñas.



Al final salí un poco más a la derecha de donde supuestamente marca la ruta, da lo mismo, el valle es precioso, lástima la falta de agua. Hay un rebaño de caballos y vacas pastando tranquilos. Los evito y llego al fondo del valle, el cual solo es seguir hasta Tus. Se va estrechando y la bajada se va complicando, pero empieza a brotar el agua formando cascaditas y pozas, aunque como mira al sur no existe tanta vegetación como en la parte del ascenso. Entre pozas, cascadas y disfrute por el paisaje, llego al coche, aparcado en la aldea de Tus. Los últimos 6Km no los voy a hacer porque son por carretera y también me apetece comer para no llegar muy tarde a Elche. 



CALAR DEL MUNDO (Parte I)


Segunda jornada: 
Y casi sin agujetas!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
A las ocho de la mañana del día 2 me desperté casi sin agujetas, se ve que estirar me vino bien para reducirlas, además de haber comido y cenado lo que debía, pasta. Me tomé un ibuprofeno, por lo que pudiera pasar y me puse camino de Riópar. La senda al igual que el día anterior estaba bastante bien señalizada en un principio.


Aunque no del todo, pero esta parte de la excursión de este día rodeaba el valle del Arroyo de las Marinas, hasta llegar en un ligero ascenso a la Vereda de Siles, donde las marcas de GR empiezan a desaparecer. La pista se va transformando en una senda espectacular sobre el valle del río Tus, hasta que poco a poco entra en el Calar del Mundo.
La excursión de este tramo del Calar es larga, con subidas y bajadas no muy pronunciadas y donde se puede observar la morfología de un calar perfectamente, con sus depresiones y algunas fuentes.


Desde el momento que entré en el calar anduve relativamente perdido, relativamente, porque aunque sin llegar a estarlo, no seguía las marcas del sendero, hasta que llegó un punto donde encontré una y allí me perdí del todo. Durante una hora anduve por un valle que no era el que correspondía con la ruta y gracias a la plaza de toros del pueblo de Cotillas que veía desde lo alto pude orientarme y saber que mi camino se encontraba dos crestas hacia la derecha.
Como iba sin prisas y tranquilo, decidí orientarme bien y no girar 90º, sino ir avanzando hasta cruzarme con él y sinceramente la pérdida mereció la pena, porque descendí por un vallecito muy bonito que desembocaba en una pista con una fuente muy chula.


Ya por el sendero correcto seguí avanzando por el valle que desemboca en el mirador de los chorros, a partir de aquí este tramo ya lo había hecho cuando descubrí este sendero. Desde aquí ya todo era descenso y pude comprobar una vez más la importancia de seguir correctamente las marcas y no realizar atajos a menos que se conozca bien el terreno. Me encontré con unos senderistas que querían llegar y que se habían pasado el mirador de los Chorros por atajar, les estuve indicando  y después de un ratito llegué al aparcamiento del puerto del Arenal. Allí descansé un poquito y después seguí.
Llegué al campamento de San Juan y aquí que la bajada se hacía más empinada pude comprobar que la anécdota del día anterior de que los dedos me chocaran contra la puntera de la bota, ya no me hacía tanta gracia y que empezaba a dolerme, pero poco a poco fui descendiendo hasta que a las 17h y un poco cansado llegué al hotel Riópar, eso sí, después de chuparme el sendero de interpretación del río Mundo, por listo, al saltarme las marcas del GR.



Después de que en el hotel no consintieran darme ni un bocadillo, fui a comprar algo para curar las ampollas. Más tarde cené y me acosté.

Otras etapas :


CALAR DE LA OSERA

Tercera jornada:

Este día se trataba de subir el último Calar, el de la Osera, la etapa tenía tres partes bien diferenciadas, la primera, una subida sostenida, pero no complicada, hasta el pico Almenara y la fuente del Pino de los Muchachos, donde encontré varias personas que estaban haciendo el ascenso final del pico o reposando en la fuente. La segunda parte de la ruta era un llaneo muy prolongado hasta pasada la aldea del Encebrico. Esta aldea abandonada me pareció muy bonita y tenía todo lo necesario para vivir, excepto camino para vehículos… También hay que decir que esta etapa se podría haber recortado casi en un 40% tomando un camino que salía desde la Lagunilla y que nos baja directamente hasta el pueblo.


Pero no tomé este atajo, seguí andando hasta llegar al Encebrico, donde la ruta tomaba dirección sur. Después de un fuerte descenso llegué al cruce de la antigua carretera que unía Riópar con Alcaraz, donde encontré, desde mi punto de vista, la zona más bonita de este tramo, el cruce con el Arroyo de los Endrinales que ya durante el ascenso al Almenara vi nacer. Aquí el arroyo llevaba mucha agua, en comparación con la poquita que llevaba más arriba. Una zona chula de verdad donde se puede parar a comer tanto si vas por carretera, como si haces la ruta.


Después de ese punto el sendero cambia de dirección hacia oeste y llaneando llegué al Cortijo del Manojal, donde tuve un mínimo problema de orientación que en unos pocos minutos solucioné, es lo que digo siempre, no atajar si no conoces a la perfección el camino. Desde aquí hasta Riópar la cosa se ponía algo complicada ya que el descenso era muy pronunciado y tenía las uñas de los pies muy tocadas, así que hice parte del descenso de espaldas… bueno, no se baja mal, pero no estás pendiente a otras cosas. Bonito también era este valle de bajada del Calar, lástima que haya sido un año tan seco, porque con agua debía ser impresionante. A las 18h entraba en el hotel. 



¿SABÉIS POR QUÉ SE LLAMA EL MENTIRAS?

El pico Mentiras, en la Sierra de Alcaraz, tiene una altura de casi 1900m, puede no parecer mucho, pero la subida es bastante dura. De ahí le viene el nombre.



Es la mayor elevación montañosa que delimita la cuenca del Segura en su margen izquierdo, que le separa de su afluente el Río Tus. Hablamos de una formación caliza con bellos bosques en sus faldas y calares y acantilados en su cabeza. 

No hay acuerdo sobre su toponimia, pero entre los montañeros, los más socarrones dicen que es porque, aunque todos los que van a ella cuentan que han subido a su cima, esto es MENTIRA, pues es una subida dura, larga y de difícil orientación.
Cerca de su cima principal, se encuentra otra secundaria, el MENTIRIJILLAS. Algunos cuentan que han subido al Mentiras, pero en realidad, sobretodo si no les sobran las fuerzas o hay niebla, han subido al Mentirijillas. Historias de mentiras... 


CALAR DE LA SIMA

La primera jornada:

Cuando llegamos a Vado de Tus las dudas sobre el estado de la cabaña donde iba a dormir se disiparon, cené y me acosté... ¡Al día siguiente empezaba la aventura!
Pasé las primeras rampas hasta llegar a la aldea de la Moheda. Junto con el río Tus abajo, el valle ya prometía mucho, estaba sorprendido de la poca propaganda que se le da a un valle tan bonito como el del río Tus.


Seguí subiendo hasta llegar a los Palancares, donde la senda se unía a una pista y al fondo se veía una cascadita que le daba a la zona un encanto especial.


Al rato se llegaba al nacimiento del Prado Salvador y un poquito después a la aldea de los Prados, donde un señor mayor me indicó mal el camino que debía seguir, a pesar de ello seguí mi mapa y decidí continuar por donde creía, no me equivoqué. Pasando un bosque de pino, casitas diseminadas y a los pies del Mentiras (¿Sabéis por qué se llama el Mentiras? ), ya veía a lo lejos la parte más complicada de la ruta y de las 4 etapas, la subida hasta el Calar de la Sima. Hay que decir que mi idea al principio hubiera sido hacer el sendero al revés de cómo lo planteé al final y menos mal que no lo hice así y que presté atención a como me indicaban en las diferentes páginas, porque si no, lo hubiera pagado y seguro no podría haber terminado.
Poco a poco fui ascendiendo hacia la base del Calar, por una pista en buen estado que al final se transformaba en una senda que ascendía varios cientos de metros en menos de un kilómetro. La subida fue difícil, cada poco paraba, bebía o hacía fotos del valle del Segura que me quedaba enfrente, que también era muy bonito. Casi arriba del todo en una terraza que hacía el terreno, donde existe un nacimiento de aguas y las chovas campan a sus anchas, me desorienté y en vez de seguir hacia el collado, decidí seguir una senda que me “regaló” unos 50m más de ascenso… para luego tener que bajarlos, ya que la ruta seguía esos metros más abajo por la otra vertiente del Calar. Pero el error me sirvió para hacer unas fotos desde lo alto al Calar de la Sima.


Decidí tratar de no perder cota, pero fue una idea que descarté porque aunque no había pérdida, prefería seguir las indicaciones que llevaba y que me recomendaban seguir pegado a una valla que separaba dos términos municipales, supongo que por el tema del ganado. Llevaba el 50% de la ruta hecha, ya todo era bajada, excepto si hubiera querido subir al Mentiras, cuestión que descarté porque me daba miedo pagar en los días sucesivos ese esfuerzo, que tampoco era mucho y que ahora me arrepiento, igual que de no haber visitado la sima, que le da nombre al calar, pero así hay excusa para volver.
Además del paisaje me llevé otra sorpresa, debajo de una encina solitaria salió un macho de cabra montesa, nunca había visto uno con unas cuernas tan grandes, casi tres palmos, que en cuanto me escuchó salió corriendo pedrera hacia abajo.
Seguí andando y en la base del Mentiras me encontré a dos montañeros a lo lejos que ascendían este pico y que habían subido hasta el Calar por la vertiente opuesta a la mía. A la altura de la Sima, que no vi, decidí parar a comer algo. Seguí cuesta abajo hasta el pueblo de Collado Tornero que está ubicado en un sitio excepcional, al lado del río Tus.


Cansado pero contento por la belleza del paisaje llegué a la cabaña, comí, me duché y me puse a leer tranquilamente para descansar. A las 22h cené y me acosté.